Infraestructuras:  Noticia de actualidad


El ahorro económico derivado de la aplicación de las medidas previstas en el plan, elaborado conjuntamente con Renfe, se estima en 251 millones

Adif y Adif Alta Velocidad han aprobado su Plan Director de Lucha contra el Cambio Climático 2018-2030, un conjunto de medidas elaborado conjuntamente con Renfe, cuyo objetivo es la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en el sistema ferroviario y en todo el sector transporte.


Adif y Adif Alta Velocidad aprueban su Plan Director de Lucha contra el Cambio Climático 2018-2030
 
 
 

(25/01/2019)  

El documento responde al Acuerdo Marco para la Lucha contra el Cambio Climático suscrito por Adif y Adif Alta Velocidad con Renfe en marzo del año pasado, donde se marcaban las líneas generales de actuación y se establecía la necesidad de articularlas mediante un Plan Director.

En este Acuerdo Marco se contempla la posibilidad de que otros agentes del sistema ferroviario se unan a los objetivos del mismo, de manera que se pueda producir una mayor colaboración de todos los actores dentro del sector.

El Plan se fundamenta en la ventaja ambiental del transporte por ferrocarril, tanto de viajeros como de mercancías, que, por sus características y naturaleza, presenta menores emisiones de CO2 en comparación con el resto de modos de transporte —la carretera y el avión, principalmente.

Así, las medidas incluidas en el mismo potencian el protagonismo que el ferrocarril debe ejercer dentro del sector transporte para poder alcanzar los objetivos que tanto a nivel internacional, europeo y nacional se han fijado en materia de lucha contra el cambio climático. Se estima que dichas medidas permitirán un ahorro económico de 251 millones de aquí a 2030.

El Plan busca disminuir las emisiones en el conjunto del transporte nacional mediante la captación de tráficos por el desarrollo y mejora de la red ferroviaria. En concreto, la reducción de emisiones acumuladas hasta 2030 por el cambio modal se estima en más de 8 millones de toneladas de CO2.

Asimismo, el Plan contiene una serie de medidas de eficiencia energética y descarbonización aplicadas al sistema ferroviario en su conjunto y enfocadas a conseguir una reducción acumulada del consumo energético en unas 5.300 GW/h hasta 2030. Estas medidas supondrán igualmente una reducción de emisiones acumuladas de un millón y medio de toneladas de CO2 en el mismo período.

La iniciativa también contempla entre sus actuaciones la compra de energía eléctrica verde (con certificados de Garantía de Origen), lo que permitirá la reducción de emisiones acumuladas en más de 7 millones de toneladas de CO2 de aquí a 2030.

Líneas del Plan

El Plan Director se estructura en cuatro líneas estratégicas — gestión de la energía, eficiencia energética, descarbonización y cultura de lucha contra el cambio climático— que, a su vez, contienen nueve programas en los que se agrupan veinte medidas y 76 proyectos.

Gestión de la energía

Esta línea estratégica incluye ocho medidas integradas en dos programas: tecnologías para la gestión y medidas para la gestión. Entre los proyectos que forman parte de esta línea se encuentra la implantación de una red inteligente de energía (Smart Grid) en la red de alta velocidad. Recientemente, Adif ha recibido uno de los premios a la innovación y tecnología para la eficiencia energética en la era digital, EnerTIC 2018, por el proyecto desarrollado en este ámbito.

Otros proyectos destacados son la Plataforma de Gestión Energética para la Operación Ferroviaria y la telegestión de combustible de tracción.

Eficiencia energética

Esta línea está formada por seis medidas que se agrupan en dos programas: eficiencia en vehículos ferroviarios y eficiencia en estaciones, talleres y edificios técnicos y de oficinas.

Algunos de los proyectos incluidos en esta línea son la devolución de energía por frenado regenerativo en líneas de corriente continua mediante la instalación de convertidores y la mejora de las instalaciones de iluminación, climatización y equipos de elevación.

Descarbonización

En esta línea se integran cuatro programas —electrificación de líneas y fomento del uso de tracción eléctrica o de bajo contenido en carbono, hibridación y sustitución de combustible en vehículos ferroviarios, promoción de energías renovables y fomento de la transferencia modal al ferrocarril—, cada uno de ellos desarrollado en una única medida.

Entre los proyectos previstos se encuentran la electrificación de diversas líneas —como, por ejemplo, Salamanca-Fuente de Oñoro, Bobadilla-Algeciras, Zaragoza-Teruel-Sagunto y Guillareui-Tui-Frontera Portuguesa—, la compra de energía verde, el empleo de energía solar fotovoltaica en edificios de oficinas y talleres y el desarrollo de estrategias comerciales para promover el cambio modal al ferrocarril.

Cultura de lucha contra el cambio climático

El programa que conforma esta línea estratégica desarrolla dos medidas que agrupan diversas acciones en el ámbito externo e interno de Adif y Adif Alta Velocidad.

Entre los proyectos vinculados a stakeholders externos destacan el cálculo de la huella de carbono y las campañas de sensibilización sobre movilidad sostenible y eficiencia energética del ferrocarril.

Antecedentes y contexto internacional

Este nuevo Plan Director tiene como base la experiencia y conocimiento adquiridos con los Planes Directores de Ahorro y Eficiencia Energética aprobados para los períodos 2009-2014 (por Adif) y 2014-2020 (por Adif y Adif Alta Velocidad), si bien se ha ampliado su alcance con otras actuaciones que aumentan su contribución a la lucha contra el cambio climático.

El Plan Director se encuadra en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, en concreto el número 13, denominado “Acción por el clima”, cuyo fin es adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos

Asimismo, está alineado con las políticas europeas y sus objetivos a 2030 y 2050 establecidos para conseguir cumplir con la meta del Acuerdo de París de evitar que el incremento de la temperatura media global del planeta supere los 2°centígrados respecto a los niveles preindustriales.