Infraestructuras:  Noticia de actualidad


El tren laboratorio de Adif ha efectuado ya los primeros reconocimientos de la nueva infraestructura, que forma parte del Corredor Mediterráneo

El tren laboratorio de Adif ha concluido los primeros viajes de reconocimiento y análisis de la nueva línea de alta velocidad, que se desarrolla a lo largo de 122 kilómetros de longitud entre la estación malagueña de Antequera Santa Ana y la de Granada.


Comienzan las pruebas de la línea de alta velocidad Antequera-Granada
 
 
 

(05/12/2017) Las primeras exploraciones del tren laboratorio han sido posibles tras la finalización de las obras de plataforma de esta línea de alta velocidad, que han supuesto una inversión de 1.643 millones de euros, y que conectan las estaciones de Antequera Santa Ana y Granada.

Independientemente de que las pruebas ferroviarias hayan dado comienzo, continúan en ejecución una serie de actuaciones complementarias en la línea de alta velocidad, que no interfieren ni impiden el desarrollo de dichas pruebas.

Entre ellas, destacan la instalación de las pantallas acústicas -cuya conclusión está prevista en breve-, la ejecución de la pasarela peatonal en el barrio de San Francisco de Loja, que permitirá mantener la misma permeabilidad que existe en la actualidad, el cerramiento de la línea para impedir el acceso indebido y lograr la máxima seguridad en la explotación ferroviaria y su entorno, así como remates en locales comerciales, equipamiento y urbanización exterior en estaciones.

Ahorros en los tiempos de viaje

La nueva infraestructura, que se integra en el Corredor Mediterráneo, permitirá el establecimiento de nuevas relaciones ferroviarias en alta velocidad entre Granada, Córdoba, Sevilla, Málaga, Madrid y otras comunidades, reduciendo tiempos de viaje con respecto a las circulaciones existentes.

Además del incremento de la seguridad, la capacidad, la regularidad y el confort de las circulaciones la puesta en marcha de la línea supondrá importantes ahorros en los tiempos de viaje entre Madrid y Granada –pasando de las cuatro horas y veinticinco minutos del mejor tiempo actual a menos de tres horas–, y Granada y Sevilla -de tres horas a poco más de dos–, así como el establecimiento de una nueva relación entre Granada y Málaga, de poco más de una hora de duración.

Características de la línea de alta velocidad Antequera-Granada

La nueva línea de alta velocidad Antequera-Granada, construida por Adif Velocidad, ha supuesto la ejecución de 122 kilómetros de plataforma de alta velocidad, con capacidad para el montaje de doble vía electrificada y el desarrollo de velocidades de hasta 300 km/h.

El trazado se inicia en el entrono de la estación de Antequera-Santa Ana, componiendo un triángulo ferroviario para permitir la comunicación directa a través de líneas de alta velocidad entre las ciudades de Granada, Málaga, Córdoba, Sevilla, Madrid y otras ciudades españolas, con una importante reducción de tiempos de viaje.

La línea discurre por los municipios malagueños de Antequera y Archidona y por los granadinos de Loja, Huétor-Tajar, Villanueva de Mesía, Íllora, Pinos Puente, Atarfe y Granada, prácticamente paralela a la Autovía A-92 y por un relieve generalmente accidentado, que ha hecho necesaria la construcción de treinta viaductos, con una longitud total de 12,2 kilómetros, y siete túneles, que suman otros 6 kilómetros.

Esta infraestructura se completa con el uso de parte de la línea de ancho convencional Bobadilla-Granada, tanto en los 2,3 kilómetros de accesos a Granada, como en unos 27 kilómetros al paso por la comarca de Loja, tramo que ha sido renovado, acondicionado y electrificado para el paso de los trenes de alta velocidad.

La nueva línea está electrificada en corriente alterna de 2x25.000 voltios y 50 hercios de frecuencia. La alimentación de energía eléctrica a la línea se realiza mediante subestaciones de tracción, que transforman la tensión de 220 kV o 400 kV suministrada por R.E.E. a los 2x25 kV necesarios para la catenaria.

Este sistema de alimentación permite una mejor eficiencia y es el utilizado en todas las nuevas líneas de alta velocidad de España. El sistema permite ampliar la distancia entre subestaciones de tracción, situándolas a unos 60-65 kilómetros aproximadamente, con el consiguiente ahorro en instalaciones y efectos sobre el medio ambiente.

La nueva línea contará con tres estaciones en Antequera, Loja y Granada. En esta última estación se ha desarrollado una importante labor de remodelación, rediseño y acondicionamiento de las instalaciones para poder atender el incremento de la demanda de viajeros que se producirá como consecuencia de la entrada en servicio de las circulaciones de alta velocidad.

La construcción de la línea de alta velocidad ha supuesto también la adopción de una serie de medidas medioambientales tanto para la adopción de sistemas de trabajo específicos, como en la protección de fauna, flora y acuíferos. Además, el seguimiento e investigación de yacimientos arqueológicos ha sido otro aspecto fundamental, ya que durante su ejecución se han hallado y protegido importantes yacimientos de origen prehistórico y romano, algunas de cuyas piezas se exhiben en el Museo de Antequera.

Datos básicos de la línea

  • Longitud: 122 kilómetros
  • Trazado para velocidades de hasta 300 km/h.
  • Radio tipo 7.000 m.
  • Tráfico mixto
  • Plataforma apta para doble vía de ancho estándar y para vía única de triple hilo.
  • Pasos a nivel: Ninguno
  • Cerramiento de la línea en toda su longitud.
  • Sistemas de señalización: ERTMS y ASFA de respaldo. Sistema de comunicaciones móviles: GSMR
  • Línea eléctrica 2x25 kV / Corriente Alterna.
  • Enclavamientos electrónicos.

 

(Vídeo: Ministerio de Fomento)